> Portada > Expresiones

Poesía
Tres poemas

Willy Gómez Migliaro
estemedieval@yahoo.es

Poema 1 | Poema 2 | Poema 3

nudo

la diversidad representa un sonido de agua que golpea
un valle con sus higueras calientes donde duerme la muerte
sus deseos de oralidad son campos
imán de la boca bajo estas vidas que llevamos
pues avanza alguna vez llega a definir la sangre aquí
y con algo de tiempo incrusta sobre las piedras un anhelo sentimental
y en la búsqueda en el llamado un desierto
donde los amantes saben que la tierra es el mejor lugar para el amor
porque la diversidad tiene cuerpo
y golpea con el sol de los campos un cielo de estrellas en su dorsal
con un lenguaje además de ciudades obscenas si no milagrosas cuando
persigue una imagen
con cientos de manos con cientos de cantos con cientos de sexos
alcanza la construcción
un desfiladero sin nombre propio
la diversidad es el perú y algunas líneas del desierto y del hielo
encontramos en cada proporción de sus cielos caídos
toda su extensión son las márgenes saliendo a flote desde adentro
excepto claro también sus símbolos:
los árboles desplazándose las cordilleras incrustadas
la espuma de cristal sobre las costas y el sol
el manantial de todo valor roto en el perú está presente en la diversidad
de otro que viene y halla razones en un mito
hasta que se hace a la muerte
casi sígnico & peruano

Poema 1 | Poema 2 | Poema 3

pro/fesor

seguir la línea de pensamiento moderno es también muda sabiduría
el mundo lo resiste con su escriba al fin barriendo el misterio de la lengua
para empezar aquí habrá una distancia
una historia de huacas de momias de algo vivo aunque no lo creas
un agraciado maestro que finalizará con el perú
certificando la muerte y la resurrección de nuestros héroes
en un comedor donde todos en clorhidrato los recordarán a viva voz
y dirán a cualquier comisión de velas encendidas:
la disposición de esos cuerpos no era de un mando de capataces
se sabe de estos campos muertos como una casa de las ficciones aún
de la cena en el jardín de los sátiros y la diableada puneña para olvidar nada más
somos finalmente un monto de hacienda una reunión de piedras
y fue borrado el río de una noche con ramitas de algo sucio y todo fue discreción
un movimiento al fin de ataque hasta europa donde las costumbres al acecho desconocían mi piel dicen el ritmo
con algo de parsimonia también para la oración
y más tarde todo lo metimos en un manto blanco o bolsas negras creo:
manos ojos cuerpos amores despedidas
ahí nuestras manos alcanzaron una alcanciílla de soles peruanos para la pachamanca
que se sirve después del mediodía
entre ajíes como escribió mesías evangelista
y se supo de la papa huayro como un cuerpo celestial de nada al fin
de la papa rosada y los dientes y las llaves hasta el carbono catorce
de las habas negras que fueron las palabras después
lágrimas desde huachipa por no decir esos huequitos del cuerpo
tienen el tiempo de un lunar de un tatuaje de un beso con balas y olor a kerosene
y no solo eso aunque más claro ahora son otros campos
como plantea gómez migliaro aquí al crear un océano de escritura deshecha
soledades del perú y un sol en las manos mira
al probar otros deseos urbanos
sensaciones en gracia por los dones
olvidamos ese sueño de intranquilidad de temor y danza migratoria
pero si hasta cuando conversamos con alguien que elige sus espacios
hay un doble juramento de ya no podrá más mi alma si se ocupa de esto
si construye si destruye transformado en su multitud
aunque hacia allá han construido un boulevard de pisa-seres: mujeres cada día
más bellas más serranas más entusiastas más idiotas
y una carrera de hombres más solemnes más blancos más cholos más cabros
ah signado por el poder uno se divide y goza su honor
en el fondo la cultura es oscura
viste la vanidad
a este lado hacia arriba ahora de abancay de lima de huancayo de tacna
nudos atados por la celebración y extensión del perú en láminas negras
donde el espectáculo es otro barrio de palabras a un retorno pasado
y el agraciado maestro cobra y marca la sensación de futuro
la estación de la república de basadre

Poema 1 | Poema 2 | Poema 3

literatura peruana

Let's consider where the greatest men are
who will obsess the children when they learn to read
DELMORE SCHWARTZ 

nunca mi dolor aún cuando trasmute la palabra en bella constelación o ardiente
melancolía y la santa de los viejos devaneos de artista virreinal sea la madre del cordero
las azules gallinas ciegas
las inquilinas o los devorados
bajo las baldosas escondiendo los anillos de oro que los ladrones pasan todavía –mira-
de mano en mano sintiendo ese cuerpo trilceano
escritura culminante parece
impar de ciclo creador en el dolor de un estupendo fracaso y en el destierro tan español
dorado en la carne de otros asesinos
cantando contra el fascismo –escucha-
el gitano del mirasol tuvo miedo en los vestidos de la noche
con los balazos en las nalgas
enterrado finalmente con sus tacones celestes traídos de nueva york
de la escuela negra que spicer lideró en los sesenta
incluso sentimos la tortura en sus bellos poemas-cartas al gato
y después el otro el sonámbulo de la alquimia sobre un puente insoportable
que cayó para que todos los hombres sean hombres sin lenguaje
ah fue una situación política la escritura de los heraldos
y hubo otra caída
viniendo hasta trilce como una bella canción de amor
definida por sus cambios formales como primer mar abierto a la noche
de toda su soledad
de toda su angustia
mía si pienso que por este camino de miseria política alguna vez
seguiré plantando árboles
pero lo conocieron bien y amor fue la summa de todos los cuerpos
lo amó la sin razón claro de tanto llanto lo amó
y supe que de entusiasmo en entusiasmo otro peruano nos dejó sin palabras
vaya asociación entre ángeles y rosas
(yo en chaclacayo con margarita los vi danzando la economía planetaria la muerte
de alguien que se travestía en su monótona poética)
jajajaja reía alguien desde el jardín
shhh cállense dijo una vecina está pasando el santo ya lo verán
sin embargo son solo referencias las que oprime mi tristeza
cierto toda la amargura imposibilita un canto de amor y comprensión
ahora en que los muertos tienen su esquina propia
y es como si paseara en bicicleta por las últimas calles del ángel
de cuerpo en cuerpo a una breve eternidad
parece que voy
y en el nombre de todos por dios
éste es oquendo la poesía
éstos los cerebros tumefactos y estériles
éste el viejo salmón wesphalen en los ríos del silencio
éste es moro cachando en un hotel de méxico a una sola sombra superior
¿eran superiores?
una mueca del cincuenta satírica llorosa alucinada idiota
una mueca del niño de la mariposa
del hígado sangrante y su última canción
una misma forma estéril del silencio de la forma y de los nudos
y de los símbolos cuando su cuerpo lloraba la noche verde azul
una canción del amanecer y de los parques
una calle de roma o del cuzco con las mentadas de madre
una dama embarrada de tártara en la oscuridad del puerto de supe
(ajj qué perversión desde esta calle qué hermosa sordidez por un instante)
vivimos los estados modernos para desdecir la constelación de la poesía en el perú
desde sus muros abiertos desde sus casas de adobe y el mar sonando
porque todos dijeron alguna vez de sus antepasados
en la trasmutación de la palabra:
los viejos maricones que escribieron nuestra poesía
besaron tu cuerpo
esa oscura composición que ya no cuesta definir

Poema 1 | Poema 2 | Poema 3

   

Jorge Miyagui: Arte, política y nueva radicalidad Entrevista por: Arturo Quispe Lázaro y Juan Tokeshi

Sara Joffré y algunas voces jóvenes
Sara Joffré

Tres cuentos cortos
Walter Melgar

El Mero Macho de Miami
Jorge "Cucho" Sarmiento

3 poemas
Willy Gomez

Marita Troiano
Presentación

Mexicanos en Nuevo York
Gabriela Zamorano, Tepeyac

 
   
     
       

Interculturalidad Nº 3
Colaboradores | Contáctenos | Ediciones anteriores
Puntos de vista | De Fondo | Encuentros y Des-encuentros | Cultura Chicha | Lo mágico terrenal | Expresiones | Sonidos

Derechos reservados © Construyendo Nuestra Interculturalidad